top of page

Loreta y el espejo

 Todos los derechos reservados en textos e ilustraciones © 2024 Tomàs Bases

Segunda parte

D

E

S

C

E

N

S

O

En las profundidades de la tierra

 

En las

voces de los antepasados

Las

preguntas

En las entrañas

de la mismísima

 

Bestia

Las respuestas

Los Gansos

Los apegos

Lo cierto es que Urraca y Perrucho desaparecieron durante la caída. Tal vez tuviesen otros planes.

Y los barbudos, mejor no tocar ese tema... 

Esa noche Loreta durmió acurrucada entre los gansos.

Y soñó que la Bestia se la comia de un bocado junto a todos sus amigos...

Mal alientO

La hora de la verdad

En las entrañas

A estas alturas Loreta se me antoja una chica impetuosa y no muy lista, al menos a simple vista. ¿Qué necesidad tenía de meterse en este berenjenal? Jugarse la vida de esta manera para encontrar qué, para complacer a quién ¿A esos barbudos manipuladores y descarados?  ¿Para dar una explicación a no sé qué misterios de un espejo?

Desde luego que por vanidad y orgullo se cometen muchas burradas y creo que por ahí anda el caso. Pero no seré yo quien le diga a Loreta qué hacer.

Tal vez no sea tan tonta.

Sueño profundo

Ensoñación

Despertar

Epílogo

En esas que Loreta regresó a su vida y empezó a contemplarse tal como era, sin enfado alguno.

Sin entender muy bien la historia que había vivido junto a los barbudos y con el recuerdo vago y confuso de unas hilanderas y unos gigantes mudos.

 

Y con cada pincelada la Bestia se hizo más pequeña y menos poderosa para acabar siendo un mosquito de los que pican, pero poco.

y Final

-Hoy las Tres Caninas se llevaron a Loreta. Dejó su viejo pellejo y su reseca lagartija. Y su alma luminosa se fue con ellas dejando un brillante hilo dorado.

-Qué cursi eres, amigo ganso.

-Oye, ahora que lo pienso ¡Me olvidé de la misión! ¿Qué pasó con la Madre de Todas las Urracas?

-¿Te refieres a la Bestia? ¡Qué gracioso eres! Pues adivina: por un momento te vi en ese espejo y en vez de un perrucho lo que vi fue un serrucho ¿Qué te parece?

-Ja, ja, ja!

-¿Ja, ja, ja qué?

Y a Perrucho en el hocico

le picó el mosquito.

Y colorín colorado,

nos vamos ya de lado.

¡Gracias por leer este cuento! Si te ha gustado permite que te sugiera:

    -“Soy pez soy pájaro soy lombriz”, otra aventura en esos mundos fantasiosos del autor. Este sí, en papel.

    -Sigue la publicación de sus cosas en las redes.

    -Comparte este cuento y dalo a conocer.

    -Hay láminas a la venta.

Felices sueños

bottom of page